Las plantas suculentas o crasas

Posted on Posted in Nuestra planta del dia ., plantas recomendadas.

Actualmente, las Suculentas han adquirido gran popularidad. Es muy frecuente encontrarse con plantas suculentas en el jardín, hay auténticos jardines  a base de estas hermosas plantas, debido a  la gran variedad de formas, texturas y colores, también a que estas plantas no requieren de muchos cuidados; son generalmente muy saludables y no hay que estarlas regando constantemente.

 

Utilizadas en pequeños grupos o por separado, las suculentas le dan un toque especial y moderno al jardín.

 

plantas suculentas 5 plantas suculentas 6 plantas suculentas 7 plantas suculentas 8 plantas suculentas 10 plantas suculentas 12 plantas suculentas plantas suculentas 9 plantas suculentas 3 plantas suculentas 4

Las plantas suculentas o crasas (del  latín suculentus, ‘muy jugoso’) son aquellas en las que la raíz, el tallo o las hojas se han engrosado para permitir el almacenamiento de agua en cantidades mucho mayores que en el resto de las plantas. Esta adaptación les permite mantener reservas de agua durante períodos prolongados y sobrevivir en entornos áridos y secos que otras plantas encuentran inhabitables. El ejemplo más típico de suculencia es el de los cactus, en los que el tallo contiene una gruesa capa de tejido parenquimatoso, pero existen otras familias vegetales que presentan el mismo fenómeno. Las suculentas no están genéticamente relacionadas entre sí, sino que han desarrollado independientemente rasgos similares en un proceso de evolución convergente.

 

 

 

Euphorbia obesa.

La adaptación de las suculentas les permite colonizarse en entornos áridos o en los que la captación de agua es limitada, en los que reciben poca competencia por parte de otras especies vegetales y en los que los herbívoros son escasos. Para posibilitar la captación de la escasa humedad presente en el ambiente, muchas suculentas son pubescentes, es decir, presentan una superficie cubierta de pelillos que retienen el rocío matutino. Otras técnicas empleadas para maximizar la retención de la humedad son la reducción de la superficie en comparación con el volumen de la planta, con lo cual se limita el número de ramificaciones y la longitud de estas, así como el desarrollo de recubrimientos pruinosos en la superficie de hojas y tallos.

 

Los cactus presentan una adaptación en la mayor parte de las restantes suculentas, de manera que transforman las hojas en espinas, las cuales cumplen la doble función de retener el agua y defender la planta de posibles agresiones. La fotosíntesis es llevada a cabo en la propia superficie del tallo, que es también donde se almacena el líquido.

 

Hay miles de especies de plantas suculentas, clasificadas en varias familias. La mayoría pertenece a las Aizoáceas, a las Cactáceas,a las Crasuláceas y a las Euphorbiáceas, con más de mil especies cada una. Esta tabla detalla las especies más populosas: